La Reserva Nacional Pinguino de Humboldt

BLOG

Un Paraíso para los Amantes de la Naturaleza

¿Alguna vez has soñado con la posibilidad de presenciar a los pingüinos de Humboldt en su hábitat natural? Bueno, la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt en la región de Coquimbo ofrece exactamente eso, y mucho más. Pero, ¿qué hace a esta reserva tan especial y cómo puedes aprovechar al máximo tu visita? Acompáñame en este recorrido virtual por este asombroso rincón del mundo en el norte de Chile.

¿Por qué los pingüinos de Humboldt?

La estrella de esta reserva, y su nombre, proviene de los pingüinos de Humboldt, una especie que habita las costas del Pacífico Sur. Identificables por una banda negra en forma de herradura en su pecho y una característica mancha rosada sobre el pico, estos pingüinos atraen a visitantes de todo el mundo.

Estos encantadores animales están nombrados en honor al explorador y naturalista alemán Alexander von Humboldt. Son conocidos por su inusual adaptación al clima cálido, a diferencia de sus primos más al sur. ¡Sí, has leído bien! Los pingüinos que viven en el desierto.

Explorando la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt

Ubicada frente a la costa de la región de Coquimbo, en el límite con Atacama, la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt es un conjunto de tres islas: Damas, Choros y Chañaral. La reserva se estableció con el objetivo de proteger la rica biodiversidad marina y costera de la zona, incluyendo por supuesto a los pingüinos de Humboldt. De esta manera la reserva es compartida por las regiones de Coquimbo (Isla Dama y Choros) y la región de Atacama (Isla Chañaral), por el norte ballenas y por el sur pingüinos, así de alucinante.

¿Qué más puedes ver en la reserva?

Aunque los pingüinos de Humboldt son la atracción principal, no son los únicos residentes de la reserva. En tu visita, también puedes avistar a las ballenas durante su migración. Además, es posible que veas delfines jugando en las olas o lobos marinos descansando en las rocas. Las islas también albergan una variedad de aves marinas, como cormoranes, gaviotas y pelícanos, que añaden un toque de color y sonido al paisaje.

Es importante mencionar que cada quien tiene su lugar. Si quieres ver Pingüinos debes ir a Punta Choros en la región de Coquimbo, al norte de La Serena y navegar hacia Isla Dama, hay tours regularmente. Si la idea es ver ballenas y Delfines se recomienda ir un poco más al norte, a la Caleta Chañaral de Aceituno y navegar en tour regular hacia la isla Chañaral.En este punto ya entraste a la región de Atacama.

Planifica tu visita

Recuerda que esta es una reserva natural, por lo que es importante respetar todas las normas y regulaciones para proteger a los animales y su hábitat. También es esencial que te protejas a ti mismo, llevando protector solar, sombrero, agua potable y snacks.

Entonces, ¿qué estás esperando? Planifica tu viaje a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt y sumérgete en una experiencia inolvidable de contacto con la naturaleza. La belleza de la fauna chilena te espera con sus alas abiertas.

Al final de este viaje, una cosa es segura: nunca olvidarás el día en que viste a los pingüinos de Humboldt en su hábitat natural, bajo el amplio cielo azul del norte de Chile. ¿No te pica la curiosidad por conocer más acerca de estos simpáticos habitantes de las costas chilenas? Entonces, mantente atento a nuestro próximo artículo, donde revelaremos algunos datos fascinantes sobre los pingüinos de Humboldt. ¡Hasta la próxima!

Aprendiste algo nuevo

Infórmate más sobre como disfrutar mejor de tus experiencias viajando, hechale un vistazo a nuestras últimas publicaciones y disfruta de los viajes más espectaculares que Chile tiene para ofrecer.